banner.jpg

OPINIÓN

Las Inversiones Alternativas que deberías considerar en el 2021

Por: Eddy Silvera



En estos tiempos los inversionistas no están obteniendo el retorno deseado en las inversiones tradicionales como renta fija, monedas o acciones, por ello están buscando otros instrumentos novedosos e inversiones alternativas como son las criptomonedas, activos no tradicionales como infraestructura, sector inmobiliario y capital privado así como invertir en acciones previo a potencial salida a oferta pública. También se puede considerar el uso de métodos no tradicionales como son la venta en corto y el apalancamiento como mecanismos alternos de inversión.


Algunos inversionistas todavía piensan que las inversiones alternativas son una clase exclusiva y estrechamente definida de activos, pero en realidad se presentan en una variedad de opciones y pueden ser una herramienta potente que ayuda a los inversionistas a alcanzar mayor diversificación, aminorar la volatilidad y dar un impulso a los rendimientos.


Las inversiones alternativas buscan explotar las ineficiencias de los mercados al centrarse en activos diferentes y estrategias de inversión no tradicionales.

Estas inversiones a pesar de poder representar un mayor potencial de rentabilidad, cuentan con las siguientes características: iliquidez potencial, baja correlación con los mercados, centrados en mercados ineficientes, alta volatilidad y mayor nivel de riesgo. Dada la naturaleza de estas inversiones se recomienda a los individuos, fondos y patrimonios familiares invertir una parte de la cartera (por debajo del 15 %) en este tipo de activos alternativos y estrategias de inversión.


Estos tipos de inversiones pueden variar enormemente en su accesibilidad y estructura, pero comparten algunas características claves: no están regulados por la SEC; no tienen liquidez, lo que significa que no se pueden vender fácilmente ni convertir en efectivo; y tienen una baja correlación con las clases de activos estándar, lo que significa que no necesariamente se mueven en la misma dirección que otros activos cuando cambian las condiciones del mercado.


Aquí se presentan varios tipos de inversiones alternativas como oportunidades de inversión:

1. Capital privado

El capital privado es una categoría amplia que se refiere a la inversión de capital realizada en empresas privadas o aquellas que no cotizan en una bolsa pública, como la Bolsa de Valores de Nueva York. En esta categoría se encuentran:

  • Capital de riesgo, que se centra en empresas emergentes y en fase inicial

  • Capital de crecimiento, que ayuda a las empresas más maduras a expandirse o reestructurarse

  • Adquisiciones, cuando una empresa o una de sus divisiones se compra directamente


Una parte importante del capital privado es la relación entre la empresa inversora y la empresa que recibe el capital. Las empresas de capital privado a menudo proporcionan más que capital a las empresas en las que invierten; también brindan beneficios como experiencia en la industria, asistencia en la búsqueda de talentos y tutoría a los fundadores.


2. Deuda privada

La deuda privada se refiere a inversiones que no están financiadas por los bancos (es decir, un préstamo bancario) ni se negocian en un mercado abierto. La parte “privada” del término es importante: se refiere al instrumento de inversión en sí mismo, en lugar del prestatario de la deuda, ya que tanto las empresas públicas como las privadas pueden obtener préstamos a través de la deuda privada.

La deuda privada se apalanca cuando las empresas necesitan capital adicional para hacer crecer sus negocios. Las empresas que emiten el capital se denominan fondos de deuda privada y suelen ganar dinero de dos formas: mediante el pago de intereses y el reembolso del préstamo inicial.


3. Fondos de cobertura

Los fondos de cobertura son fondos de inversión que negocian activos relativamente líquidos y emplean diversas estrategias de inversión con el objetivo de obtener un alto rendimiento de su inversión. Los administradores de fondos de cobertura pueden especializarse en una variedad de habilidades para ejecutar sus estrategias, como acciones a corto y largo plazo, arbitraje de volatilidad y estrategias cuantitativas.

Los fondos de cobertura son exclusivos y están disponibles solo para inversores institucionales, como bancos, fondos de pensiones y fondos mutuos, e individuos de alto patrimonio neto.


4. Bienes inmuebles

Los bienes raíces son una categoría interesante porque tiene características similares a los bonos, porque los propietarios reciben flujo de efectivo actual de los inquilinos que pagan el alquiler, y capital, porque el objetivo es aumentar el valor a largo plazo del activo lo que se llama revalorización del capital.

Al igual que con otros activos inmobiliarios, la valoración es un desafío en la inversión inmobiliaria. Los métodos de valoración de bienes raíces incluyen capitalización de ingresos, flujo de efectivo descontado y ventas comparables, y cada uno tiene beneficios y deficiencias. Para convertirse en un inversor inmobiliario exitoso, es fundamental desarrollar sólidas habilidades de valoración y comprender cuándo y cómo utilizar varios métodos.


5. Materias Primas

Las materias primas también son activos reales y principalmente recursos naturales, como productos agrícolas, petróleo, gas natural y metales preciosos e industriales. Las materias primas se consideran una protección contra la inflación, ya que no son sensibles a los mercados de valores públicos. Además, el valor de los productos básicos sube y baja con la oferta y la demanda; una mayor demanda de productos básicos da como resultado precios más altos y, por lo tanto, beneficios para los inversores.


6. Cryptomonedas

Una criptomoneda es un activo digital que emplea un cifrado criptográfico para garantizar su titularidad y asegurar la integridad de las transacciones, y controlar la creación de unidades adicionales, es decir, evitar que alguien pueda hacer copias como haríamos, por ejemplo, con una foto. Estas monedas no existen de forma física: se almacenan en una cartera digital.


Las criptomonedas cuentan con diversas características diferenciadoras respecto a los sistemas tradicionales: no están reguladas ni controladas por ninguna institución y no requieren de intermediaros en las transacciones. Se usa una base de datos descentralizada, blockchain o registro contable compartido, para el control de estas transacciones.


Al hilo de la regulación, las criptomonedas no tienen la consideración de medio de pago, no cuentan con el respaldo de un banco central u otras autoridades públicas y no están cubiertas por mecanismos de protección al cliente como el Fondo de Garantía de Depósitos o el Fondo de Garantía de Inversores.


En cuanto a la operativa de estas monedas digitales, es muy importante recordar que una vez que se realiza la transacción con criptomonedas, es decir, cuando se compra o vende el activo digital, no es posible cancelar la operación porque el blockchain es un registro que no permite borrar datos. Para “revertir” una transacción es necesario ejecutar la contraria. Ya que estas monedas no están disponibles de forma física, hay que recurrir a un servicio de monedero digital de criptomonedas, que no está regulados para almacenarlas.



7. Productos estructurados

Los productos estructurados generalmente involucran mercados de renta fija (aquellos que pagan a los inversores pagos de dividendos como bonos gubernamentales o corporativos) y derivados, o valores cuyo valor proviene de un activo subyacente o grupo de activos como acciones, bonos o índices de mercado. Entre los ejemplos de productos estructurados se incluyen los credit default swaps (CDS) y las obligaciones de deuda garantizadas (CDO).

Los productos estructurados pueden ser productos de inversión complejos y a veces arriesgados, pero ofrecen a los inversores una combinación de productos personalizada para satisfacer sus necesidades individuales. Los bancos de inversión los crean con mayor frecuencia y se ofrecen a fondos de cobertura, organizaciones o inversores minoristas.


Como conclusión, las inversiones alternativas ofrecen una mayor diversificación de la cartera y un menor riesgo general con el potencial de obtener mayores rendimientos. A medida que las inversiones alternativas se convierten en una parte más importante del panorama de inversión y están más disponibles para diferentes tipos de inversores, es cada vez más importante conocerlas tanto para los inversores como para los profesionales de inversión actuales o aspirantes que esperan acelerar sus carreras.









Entradas Recientes

Ver todo