banner.jpg

OPINIÓN

MORATORIA PARA EL SEGUNDO SEMESTRE DE 2021 ¿Qué le espera a la Banca y a sus clientes?

Por: Eddy Silvera





La pandemia y post pandemia han impuesto muchos desafíos a la banca en Panama, siendo uno de los países de mayor nivel de créditos modificados y en moratoria de la región. A pocos días que finalizar la moratoria bancaria, las autoridades gubernamentales anuncian una nueva extensión de la moratoria bajo la modalidad de la flexibilización hasta el próximo 30 de septiembre del 2021.


Se ha hecho un llamado a los clientes bancarios tanto personales como empresariales acercarse a los bancos sustentar su situación económica y llegar a un acuerdo antes del 30 de septiembre de este año. Inclusive, se esta viendo la posibilidad de que el periodo de gracias de pagos se podrá extender mas allá del 31 de diciembre del 2021. Esto en un marco de dificultad económico, alto nivel de desempleo e informalidad que ha afectado a Panama así como los países de la región.



Las cifras son sorprendentes, de un millón 200 mil prestamos que se modificaron al inicio de la pandemia, solo unos 650 mil personas tienen un arreglo de pago con el banco, considerando que 160 mil contratos suspendidos han sido reactivados y quedan pendientes mas de 100 mil. La pandemia impacto la productividad del empleado en un 66%y su productividad e un 83%.

Las estadísticas que piden una reflexión continúan, hay todavía 576 mil deudores con créditos modificados con 39 bancos de licencia general con un saldo que asciende a los 17060 millones de dólares, siendo un 31 % del total de la cartera de crédito local del sistema bancario panameño. Adicionalmente y sin considerar la cartera modificada, la banca tiene un total de provisiones de $ 2281 millones, una carter vencida de $ 2114 millones y una morosidad de 3.9 %.


La nueva resolución indica que el plan de pagos que se acuerde con los bancos en reestructuraciones y refinanciamientos podrá considerar un plazo mas allá del 31 de diciembre de 2021, sujeto a lo que estableza la regulación para cada tipo de préstamo y dependiendo de la viabilidad financiera de cada deudor. Todas estas iniciativas apuntan a que se llega a un acuerdo con la mayor cantidad de clientes de la banca posible y evitar la ejecución de bienes muebles e inmuebles que sirven como garantía de créditos. Este escenario es el mas conveniente para ambas partes tanto el deudor como la institución financiera prestataria.


Los próximos 6 meses serán cruciales para ir solucionando esta situación conyuntural producto de la pandemia que afecta a toda la sociedad, personas naturales, comercios, pymes, corporaciones, bancos y otras instituciones financieras. Ahí realmente, se vera la realidad financiera de los bancos y su capacidad de soporte de los tamaños de carteras actualmente en moratoria así como los vencidos, reservas, provisiones así como un potencial aumento de la morosidad.