Glass Buildings

BLOG

¿Qué son las Finanzas Verdes y porqué son tan importantes?

Por: Eddy Silvera



Las finanzas verdes son cualquier actividad financiera estructurada -un producto o servicio- que se ha creado para garantizar un mejor resultado medioambiental. Incluye una serie de préstamos, mecanismos de deuda e inversiones que se utilizan para fomentar el desarrollo de proyectos verdes o minimizar el impacto sobre el clima de los proyectos más habituales. O una combinación de ambos.


Para las Naciones Unidas, la financiación verde desempeña un papel importante en el cumplimiento de varios de sus Objetivos de Desarrollo Sostenible. Su equipo de Medio Ambiente ya está trabajando con organizaciones del sector público y privado en un intento de alinear los sistemas financieros internacionales con la agenda de desarrollo sostenible. Algunas de las actividades en las que participa ONU Medio Ambiente son ayudar a los países a rediseñar sus marcos normativos -para que los préstamos verdes se ajusten, por ejemplo- y ayudar a orientar la planificación del sector público en una dirección más respetuosa con el medio ambiente.




Las fuentes de energía limpias pueden llevarse a cabo mediante la combinación adecuada de autorización de planificación, prioridades estratégicas y disponibilidad de capital.

Estos proyectos podrían recibir un trato preferente para hacerlos más atractivos que, por ejemplo, las infraestructuras energéticas derivadas de los combustibles fósiles.


Los proyectos típicos que entran en el ámbito de la financiación verde son los siguientes:

  • Energía renovable y eficiencia energética

  • Prevención y control de la contaminación

  • Conservación de la biodiversidad

  • Iniciativas de economía circular

  • Uso sostenible de los recursos naturales y de la tierra

  • Creciente interés internacional por las finanzas verdes

Un instrumento común de financiación verde es el bono verde. Existe un código de conducta que define lo que constituye un bono verde. Para cumplir con los requisitos, un bono debe adherirse a los criterios sobre el uso de los ingresos, tener un proceso de evaluación y selección de proyectos, garantizar una gestión adecuada de los ingresos y ofrecer informes detallados.



Estados Unidos, China y Francia son los tres mayores emisores de bonos verdes. En la actualidad, el Banco Central Europeo posee alrededor del 20% de toda la deuda verde denominada en euros, a pesar de que sólo comenzó a comprar bonos corporativos en 2016, lo que indica que el banco ve esto como una forma de promover su propia agenda verde. Las finanzas verdes están floreciendo. A nivel mundial, el mercado de bonos verdes podría alcanzar un valor de 2,36 billones de dólares en 2023. Se considera una forma de satisfacer las necesidades del ecologismo y el capitalismo simultáneamente.



Finanzas Verdes en Centroamerica

Las infraestructuras ecológicas representan una enorme oportunidad de inversión a nivel mundial, ya que se calcula que se necesitan 100 millones de dólares en infraestructuras compatibles con el clima de aquí a 2030 para cumplir los objetivos de reducción de emisiones del Acuerdo de París. El mercado de bonos verdes de Centroamerica solo ha visto seis operaciones hasta ahora, pero se está expandiendo, con otras ya previstas.


Existe un importante potencial de crecimiento para más bonos verdes. Dado el perfil geográfico y económico de la región, las infraestructuras sostenibles, la agricultura y la economía azul son áreas que ofrecen mayores oportunidades.


En la región, hay oportunidades de inversión en infraestructuras verdes en cuatro sectores clave:

energía renovable, transporte con bajas emisiones de carbono, gestión sostenible del agua y gestión sostenible del agua. transporte, gestión sostenible del agua y gestión sostenible de los residuos. Estos proyectos van desde un proyecto de metro urbano de casi 2.000 millones de dólares en Panamá hasta un proyecto de tratamiento de aguas de 10 millones de dólares en Belice.



Disponer de definiciones comunes de "verde" en todos los mercados mundiales permite a los inversores, emisores potenciales y responsables políticos identificar los activos verdes y atraer inversiones con mayor facilidad. Los gobiernos de la region podrían adoptar normas de buenas prácticas para identificar proyectos verdes en sus planes de infraestructura y dar prioridad a los que se ajustan a las definiciones ecológicas internacionales para sus futuros proyectos de infraestructuras.


Se espera un crecimiento de la financiación verde en toda la región, con nuevos emisores y países que se incorporan al mercado impulsados por la tan necesaria financiación de infraestructura verde. Las inversiones en opciones de transporte limpias, especialmente en forma de transporte público electrificado, ya se están produciendo y se espera que sigan aumentando. La agricultura sostenible y las actividades azules (basadas en los océanos) también presentan oportunidades considerables.


Conclusiones Finales

Como conclusión, las finanzas verdes, en su simplicidad, son inversiones que fluyen hacia proyectos e iniciativas sostenibles que fomentan una economía más respetuosa con el medio ambiente y socialmente consciente. En las últimas décadas se han producido avances significativos en las inversiones sostenibles, de modo que todas las clases de activos han evolucionado para incluir productos financieros y estrategias de inversión que incorporan factores de sostenibilidad. Las finanzas verdes nos llevan también a los mercados emergentes, donde las brechas de financiación para los desarrollos de sostenibilidad son más amplias.





Para mayor información favor comunicarse con mi persona al email: eddysilvera@gmail.com o mi WhatsApp: +507 66741344

Entradas Recientes

Ver todo