banner.jpg

OPINIÓN

Una plaza solvente para la Reactivación de la Economía ante la “Nueva Normalidad”

Por: Eddy Silvera



Eddy Silvera, no dudó en afirmar en entrevista con Asesores que, dentro de la región, “Panamá sigue siendo un gran país para invertir, tiene todas las herramientas” y, como en México y otros países, vive experiencias similares en estos momentos en que se lucha por superar los efectos de la pandemia de la covid-19, ya sea con fondeo o extensión de plazos y refinanciación de préstamos.


“Tenemos para aprender mutuamente, lo que ha demostrado esta pandemia es que estamos ante un tema de globalización importante, y lo digital va a traer que se piense más de forma regional y que mejor que Panamá, que siempre ha estado en la palestra internacional como país de conexión, de logística, como centro financiero, yo creo que tiene todas las herramientas para seguir apoyando y aportando en este tema”, proyectó.


Dentro de este mar de incertidumbre que ha llevado a toda la humanidad a replantearse su estilo de vida, el negocio bancario ha quedado en el ojo del huracán, especialmente en Panamá por su alta preponderancia en el desenvolvimiento de su economía.


Desde una austera oficina en su casa matriz, el ejecutivo bancario sonríe al explicar que actualmente, “al menos 7 de cada 10 empresarios clientes”, entienden que hay que operar digitalmente. “Si me lo preguntabas antes de la pandemia te diría que ni la mitad”, pero las circunstancias cambiaron.


“Nos hemos adaptado a la nuevas circunstancias sin variar nuestra estrategia”, insistió.


La pandemia


Ante la emergencia económica, Panamá instrumentó un plan de apoyo a la reactivación económica millonaria que pasa por fondos del Banco Mundial que son distribuidos por un fideicomiso del Banco Nacional de Panamá a través de líneas de financiación manejadas por los bancos. “Las pymes son claves en el proceso de reactivación del país”, sentenció.


Consciente que es posible que la crisis económica provocada por la pandemia se prolongue adentrándose a 2021, Silvera considera que el país tiene que prepararse para disponer de más líneas de fondeo y créditos para seguir apoyando la reactivación económica.


Recalcó que “los fondos no son para los bancos, sino para apoyar a los clientes”.


“El negocio de los bancos no es ejecutar garantías, lo que creemos debe hacerse desde ya, es hablar cada cliente con su banco, ir negociando anticipándonos”, en la eventualidad de que se acabe la moratoria y la situación económica no mejore a tiempo para que los prestatarios puedan honrar sus deudas atrasadas.


Por ejemplo, señaló, al poderoso sector de la construcción se le debe apoyar desde los bancos grandes para continuar la ejecución de proyectos, porque ello dinamiza otros nichos de la economía, especialmente pymes, las hipotecas deben seguir generándose y para ello “se debe trabajar en un esquema mancomunado, el Estado, con la banca y el empresario” para armonizar la estrategia.


“Lo bonito de Panamá –manifestó- es que los ahorradores nacionales y los empresarios han mantenido sus fondos en el país, han vuelto a reinvertir aquí, por eso nosotros creemos en seguir impulsando la reactivación”.


Silvera, al enfatizar en que Panamá no solo es el único país en Centroamérica en contar con grado de inversión, sino que tiene un sector bancario solvente, disciplinado y bien apalancado en sus reservas, por lo tanto tiene aún margen para obtener “nuevas líneas de fondeo” en el mercado financiero internacional para seguir solventando la reactivación con seriedad.


La relación PIB/deuda de Panamá todavía en Latinoamérica es de las mejores, lo que tenemos que asegurarnos es que esos fondos se utilicen para lo que se necesita con la transparencia que amerita, advirtió.


“Panamá tiene una banca sana, lo cual se mantiene en el tiempo, ha salido adelante en situaciones difíciles, su gente es resiliente, no tiene una banca central y eso es una ventaja”, razonó.


Sostuvo que, “los niveles de liquidez del sistema bancario (30% mínimo) son altos, por encima del 46 por ciento, la adecuación de capital está arriba del 14 por ciento (6 puntos porcentuales más que el requerido legalmente)”.


No obstante, reconoce que en estos tiempos de globalización, considerar las cosas con una visión internacional se impone más que nunca.


Entradas Recientes

Ver todo