banner.jpg

OPINIÓN

8 Consejos para salir de las deudas en 2021

Por: Eddy Silvera



Consejos y pasos para ayudarlo a salir de esta difícil situación


El año pasado fue complicado para muchos. Con la pandemia de coronavirus causando estragos a mediados de marzo, muchos fueron despedidos o perdieron sus trabajos. Podría haber resultado en una lucha para llegar a fin de mes y, como resultado, recurrir al crédito, o tal vez extender la deuda en la que ya estaban.


El impacto de la pandemia en los consumidores bien puede haberlos impulsado a dar un paso atrás para reevaluar su salud financiera y encontrar formas de mejorar su situación. Claramente, la resiliencia de las finanzas de los consumidores continuará siendo probada a lo largo de 2021 y el impacto de este año bien podría sentirse en los próximos años. Si los consumidores pueden dedicar un poco de tiempo, podrían comenzar a construir una base sólida para un futuro financiero más brillante con solo unos pocos pasos simples y aprovechando la planificación y búsqueda de asesoramiento en caso de ser necesario. Estos son los ocho consejos sobre cómo salir del peso de las deudas en el 2021.


1. Priorice lo que debe: Cuando estás endeudado, es importante hacer frente a lo que debes y no desesperarse. Calcule qué debe y a quién, así como cuándo debe el dinero. Tómese el tiempo para analizar las finanzas y considere el uso de aplicaciones gratuitas que existen en la web o aplicaciones móviles , que pueden facilitar la determinación de dónde hay un gasto excesivo y que podrían usarse para pagar deudas o podrían salvarse. La prioridad siempre debe ser pagar primero sus facturas más importantes, por ejemplo, los costos de vivienda. Luego, intente cumplir con el pago mínimo de cada deuda que tenga cada mes, para evitar cargos por incumplimiento y el efecto en su calificación crediticia. Después de eso, debe pagar más por el préstamo de mayor costo; esa es la deuda por la que tendrá que pagar la mayoría de los intereses y cargos.


2. Consolide sus deudas: Otra forma de asegurarse de estar al tanto de sus finanzas es consolidar sus deudas. Si siempre está haciendo malabares con los saldos de sus tarjetas de crédito, el sobregiro o los reembolsos de su préstamo de automóvil, tal vez sea el momento de considerar combinar todos sus préstamos con un solo préstamo personal. Si va a seguir esta ruta, asegúrese de que una vez que reembolse los saldos de las Tarjetas, destruya las tarjetas y cierre las cuentas por completo.


3. Habla con asesores y expertos en deuda: Para algunos que luchan debido a la crisis, es posible que necesite asesoramiento sobre deudas. No se preocupe si este es el caso, no está solo. Si se encuentra en esta situación, no se demore en ponerse en contacto con una organización de asesoramiento sobre deudas. También existen cursos, capacitaciones y asesores financieros que los pueden ayudar a transitar este camino hasta conseguir de vuelta su salud financiera.


4. Maneje su Presupuesto Familiar y Financiero: Es momento de manejar y organizar todas sus partidas de ingresos y gastos con el ejercicio de presupuesto. Es una herramienta útil y practica que le permite encontrar ahorros, buscar oportunidades de bajar deudas, priorizar y disminuir las deudas. El Presupuesto es una herramienta de control útil para evitar gastos innecesarios, priorizar lo que es mas importante para la persona y la familia. Es recomendable hacer seguimiento de su presupuesto con una frecuencia de una vez al mes por lo menos.

5. Cambiar de Tarjeta de Crédito: Una forma de salir de la deuda es mover los saldos de crédito pendientes a una tarjeta de crédito con saldo de transferencia cero. Esto asegurará que obtenga una tasa de interés mucho más baja y podrá evitar pagar altas tasas de interés que a menudo se introducen después de que se agota la oferta inicial de interés del cero por ciento. Buscar opciones en el mercado que den alivio de pagos de principal, menores tasas y condiciones mas flexibles para el uso de tarjetas de crédito.


6. Reducir el Gasto: Reducir los gastos no esenciales podría ayudarlo a abordar la deuda más rápido. Con suerte, para algunos, esto será más fácil con muchas tiendas cerradas en sus países. Cada dólar que puede ahorrar es una libra extra que puede destinar a reducir sus deudas, así que busque formas de reducir sus gastos mensuales, como cancelar cualquier débito directo antiguo que no haga buen uso, por ejemplo, suscripciones a revistas o Membresía de gimnasio.

Reduzca los cafés comprados en la tienda o esa cerveza después del trabajo y prepare su propio almuerzo para llevar en lugar de comprar sándwiches caros comprados en la tienda. Puede sonar un poco mundano, pero los ahorros pronto se acumularán; pruébelo por solo un mes y anote cuánto ahorra.


7. Cambie a mejores ofertas y ahorre: Actualmente, muchos clientes sufren la penalización por lealtad en la que las empresas cobran más a sus clientes existentes que a los nuevos. Como tal, siempre es una buena idea utilizar sitios de comparación de precios para ver si puede ahorrar dinero cambiando de proveedor. Esto se aplica a todo tipo de facturas, incluidos paquetes de energía, telefonía móvil y banda ancha.

También es una buena idea llamar a sus proveedores actuales. Investigue algunas de las mejores ofertas del mercado y avíseles que está pensando en cambiar a menos que puedan igualarlo.


8. Evite el Compre Ahora y Pague Después: Compre ahora, pague después es una forma de pago popular para muchos que ahora hacen sus compras en línea. Sin embargo, las empresas han sido criticadas por alentar a los compradores más jóvenes a gastar más dinero del que tienen, dejándolos enfrentando altas tasas de interés si no pueden pagar a tiempo.


Si bien esta puede ser una opción útil para compras importantes de vez en cuando, es peligroso comenzar a usarla como norma cada vez que compra ropa o artículos para el hogar en línea. Si no lleva un registro de sus gastos, antes de que se dé cuenta, podría enfrentarse a enormes pagos mensuales que no puede administrar y podría terminar con tarifas de impago y dañar su historial crediticio. Simplemente diga que no a comprar ahora, pague más tarde, ya que para algunas personas es simplemente acumular problemas de dinero más grandes en el futuro.