banner.jpg

OPINIÓN

EMPRESAS FAMILIARES: Como Manejar un Fideicomiso Familiar

Por: Eddy Silvera



La creación de un fideicomiso familiar requiere una planificación cuidadosa y una comprensión de cómo funcionan los fideicomisos. A continuación le explicamos como es el proceso de establecer y manejar un fideicomiso familiar, así como los pasos que se deben hacer para su planeación y ejecución.


Un fideicomiso es una relación legal en la que una parte tiene algo en beneficio de otra. La persona que posee la propiedad fiduciaria se denomina fiduciario, mientras que quienes reciben la propiedad se denominan beneficiarios. Los fideicomisos pueden ser una forma útil de estructurar sus finanzas, especialmente si tiene un negocio o desea distribuir propiedades a miembros de la familia. Un fideicomisario también puede ser beneficiario de un fideicomiso, pero no puede ser el único beneficiario.


Un fideicomiso familiar es un tipo de fideicomiso discrecional que se crea en beneficio de los miembros de la familia. Se pueden realizar fideicomisos familiares cuando ha una empresa familiar, hay que mantener bienes familiares, proteger los activos de las familias y evitar someterse a la voluntad de un miembro de la familia. Parte del manejo de este fideicomiso lo constituye el fideicomiso del patrimonio familiar el cual es clave dentro de la figura propuesta que se plantea estructurar.


Figura del Fideicomisario: La decisión de nombrar a un fideicomisario es un proceso complejo que incluye sopesar y equilibrar las preferencias personales y también sus circunstancias. Un fideicomisario puede ser una persona no profesional (miembro de la familia), una persona profesional (como un abogado, un contador o un asesor de inversiones) o un fiduciario corporativo (como un banco o una firma de asesoría corporativa). No es necesario que estén relacionados y, en algunas circunstancias, no es aconsejable seleccionar un pariente cercano. Se necesita encontrar a alguien con integridad que también esté al tanto de todas las obligaciones del fideicomisario, por ejemplo. buena fe, deber de actuar en el mejor interés de los beneficiarios, etc.


Beneficiarios Finales del Fideicomiso: Los beneficiarios poseen el derecho a fideicomiso de ingresos u otra propiedad fiduciaria. La escritura de fideicomiso determina el alcance de su derecho (ingresos, propiedad u otro) y la naturaleza de su derecho (monto fijo o porcentaje oa discreción del fiduciario). La escritura de fideicomiso también puede definir la clase de persona que puede calificar como beneficiario dentro del fideicomiso


Documentación del Fideicomiso: Para que su fideicomiso esté activo, debe redactar una escritura de fideicomiso discrecional legalmente vinculante. Dado que los acuerdos de fideicomiso pueden ser complejos y adaptarse a sus circunstancias, se recomienda que se comunique con un abogado para una revisión profesional de la idoneidad de la escritura de fideicomiso a sus necesidades.


Aperturas de Cuentas Bancarias ligadas al Fideicomiso: Es muy recomendable y necesario abrir una cuenta bancaria para el fideicomiso. Debe abrirse a nombre del fideicomisario 'como fideicomisario del fideicomiso'. Se deben establecer los administradores de estas cuentas de acuerdo a las instrucciones establecidas en el fideicomiso por los miembros de la familia.




Los fideicomisos familiares son muy útiles y claves para la administración de la empresa familiar.

Las empresas familiares a menudo se establecen como un fideicomiso para que cada miembro de la familia pueda convertirse en beneficiario sin tener ninguna participación en la forma en que se gestiona la empresa. La clave para la constitución de fideicomisos para empresas familiares es la flexibilidad. Los fideicomisos permiten a los padres distribuir la riqueza a sus hijos de una manera más mesurada y controlada.


Para los propietarios de empresas familiares, la empresa generalmente representa la mayor parte de la riqueza de la familia. La transferencia de la propiedad de ese activo de una generación a la siguiente de manera eficiente a menudo puede ser la diferencia entre mantener el negocio en la familia o verse obligado a venderlo. Cuanto más grande sea el negocio, más puede ayudar un fideicomiso a los propietarios a controlar cómo se gestiona el negocio, quién lo dirige y con qué fines después de su jubilación o fallecimiento. En algunos casos, las siguientes generaciones pueden estar interesadas en administrar el negocio, mientras que otras quieren venderlo. En ambos escenarios, es necesario y critico contar con la estructura del fideicomiso familiar.