banner.jpg

OPINIÓN

La Fed vs. el Mercado de Valores: Tendencias y Perspectivas para el Segundo Trimestre del 2021

Por: Eddy Silvera



Durante lo que va el primer trimestre del 2021, hemos observado las siguientes tendencias: que el mercado de valores en Estados Unidos está comenzando a valorar el ajuste de la Fed posterior a la pandemia, que la Fed tiene que mostrar la determinación de mantener estables las tasas de interés para evitar el estallido de la burbuja de los activos de riesgo; y que frente a la elección entre la recesión post pandémica o la continuación de la burbuja de riesgo, es probable que la Fed elija la burbuja.


El entorno actual esta caracterizado por un dólar estadounidense debilitado, precios más altos de las materias primas, mercado de valores en alza en Febrero que tuvieron una caída importante a durante los primeros días de Marzo y precios de los bonos del Tesoro en caída gradual. Existe una alta probabilidad que haya una caída mucho más pronunciada de los precios de los bonos. En las últimas semanas de febrero, los precios de los bonos del Tesoro cayeron bruscamente y los rendimientos de los bonos a 10 años superaron el nivel del 1,50%.


Los mercados de acciones se recuperaron durante la última semana, ya que los mercados de bonos se estabilizaron un poco ayudados por la acción del banco central y cuando el presidente Biden promulgó una ley de estímulo adicional de USD 1,9 billones. Esto hizo que el mercado de acciones de Estados Unidos subiera a un máximo histórico (aunque el Nasdaq, sensible a los bonos, se mantiene un 5% por debajo de su máximo).


El mercado esta presenciado una caída de los precios de los bonos lo que ha provocado una gran conmoción, que se refleja en la caída de las expectativas de inflación y el aumento de las tasas de interés reales. Esencialmente, los inversores están comenzando a valorar el final de un apoyo de política monetaria debido a la caída de los casos de Covid y las vacunas. De hecho, los futuros de los fondos federales ahora predicen que la Fed aumentará las tasas de interés en 25 puntos básicos para marzo de 2023. El mes pasado, la expectativa era que la Fed mantendría las tasas de interés en 0% indefinidamente o al menos hasta diciembre de 2025, este es un cambio importante


La caída de los casos nuevos, muertes y hospitalizaciones por el Covid en Estados Unidos, el éxito de la vacunación, y el estímulo fiscal promovido por Biden durante este mes hace que se tenga un repunte en los indicadores en la economía americana, una tendencia alcista en el mercado de valores lo que provocará una inflación más alta y tasas de interés más altas a largo plazo. Sin embargo, las expectativas de inflación se mantuvieron estables en febrero. Por lo tanto, es probable que el aumento de las tasas de interés se deba al endurecimiento de la Fed posterior a la pandemia.


Estamos observando que las valoraciones del mercado de valores son extremadamente altas según los estándares históricos. Sin embargo, siempre que las tasas de interés sigan siendo extremadamente bajas, esta valoración puede estar justificada. Por lo tanto, el aumento de las tasas de interés puede hacer estallar la burbuja del mercado de valores, lo que podría provocar la recesión posterior a la pandemia. La Fed simplemente no puede darse el lujo de tener una recesión mientras la economía se está reabriendo, por lo que esperamos que la Fed actúe e indique la determinación de poner el techo por debajo de los precios de los bonos y los estímulos fiscales que se han anunciado recientemente. Tales acciones provocaría un fuerte repunte de los precios de las acciones.


Dadas las expectativas sobre el apoyo de la Fed a los precios de los bonos, las tasas de interés reales seguirán cayendo a medida que las expectativas de inflación aumenten hacia el nivel del 2,5%. Esto es optimista para todos los precios de las materias primas. Se espera que el dólar estadounidense continúe depreciándose, dadas las mismas variables: aumento significativo de la oferta monetaria estadounidense y gran déficit presupuestario estadounidense esperado. Además, se espera que China, y en general Asia, tengan una recuperación económica relativamente más sólida, ya que estas áreas contuvieron relativamente la pandemia, que también es probable que afecte positivamente a la economía alemana.


Como conclusión, se espera nuevamente un repunte del mercado de valores, la depreciación del dólar estadounidense y el aumento de los precios de las materias primas. Sin embargo, el supuesto clave en este modelo es la expectativa de que la Fed pondrá el piso por debajo de los precios de los bonos para reducir el riesgo de explosión de burbujas en los activos de riesgo y la recesión posterior a la pandemia resultante. Dicho esto, el riesgo clave para estas perspectivas es que la Fed siga ignorando el aumento de las tasas de interés a largo plazo. En tal escenario, el mercado de valores tendría una corrección profunda y el dólar estadounidense subiría, lo que eventualmente provocaría un aumento en los precios de los bonos a medida que se afianza una posible recesión post pandémica. Se espera que los mercados financieros sean muy volátiles hasta que la Fed indique algún tipo de control de la curva de rendimiento.




Entradas Recientes

Ver todo