banner.jpg

OPINIÓN

Las 8 mejores inversiones para el 2021

Por: Eddy Silvera



Para disfrutar de un futuro cómodo, invertir es absolutamente esencial para la mayoría de las personas. Como ha demostrado la crisis del coronavirus , una economía aparentemente estable puede volverse volátil en cualquier momento, dejando a aquellos que no se han preparado sin rendimiento sobre sus ahorros cuando han luchado toda su vida por obtener ingresos. Pero aquellos que pudieron mantener sus inversiones pueden haberlo hecho bastante bien, ya que el mercado registró nuevos máximos históricos durante el 2020. Por tal razón, siempre es bueno colocar parte de sus ahorros en un portafolio de inversiones.


La inversión puede proporcionarle otra fuente de ingresos, financiar su jubilación o incluso sacarlo de un aprieto financiero. Sobre todo, invertir le ayuda a preservar y aumentar su patrimonio, lo que lo ayuda a alcanzar sus objetivos financieros y aumenta su poder adquisitivo con el tiempo. Si bien la inversión puede generar riqueza, también querrá equilibrar las ganancias potenciales con el riesgo involucrado.


Hay muchas formas de invertir, desde opciones muy seguras, como certificados de depósito en un banco, cuentas de ahorro, hasta opciones de riesgo medio, como bonos corporativos, e incluso opciones de mayor riesgo, como fondos de índice bursátil y hasta criptomonedas. Es una gran noticia, porque significa que puede encontrar inversiones que ofrecen una variedad de retornos y se ajustan a su perfil de riesgo. También significa que puede combinar inversiones para crear una cartera de inversiones completa, integral y diversificada, es decir más segura. A continuación le presentamos las 8 mejores opciones de inversión para el 2021:


1. Cuentas de Ahorro de Alto Rendimiento: Al igual que una cuenta de ahorros que gana centavos en su banco tradicional, las cuentas de ahorro en línea de alto rendimiento son vehículos accesibles para su efectivo. Con menos costos generales, normalmente puede obtener tasas de interés mucho más altas en los bancos en línea. Además, normalmente puede acceder al dinero transfiriéndolo rápidamente a su banco principal o incluso a través de un cajero automático. Una cuenta de ahorros es un buen vehículo para quienes necesitan acceder al efectivo de forma rápida y liquida a la vez de obtener mayores rendimientos. Es para inversionistas mas conservadores que necesitan el dinero en el corto plazo. En el caso de Estados Unidos, están cuentas están aseguradas por la FDIC.


2. Certificados de Depósitos: son emitidos por bancos y generalmente ofrecen una tasa de interés más alta que las cuentas de ahorro. Debido a que se trata de depósitos a plazo, no puede retirar el dinero durante un período de tiempo específico sin penalización. Con un Certificado, la institución financiera le paga intereses a intervalos regulares. Una vez que vence, recupera su capital original más cualquier interés acumulado. Vale la pena comparar precios en línea para obtener las mejores tarifas y ver las opciones de los bancos en términos de rendimiento, calificación de riesgo y retornos potenciales dependiendo de los plazos.


Debido a su seguridad y mayores pagos, los Certificados de Depósitos pueden ser una buena opción para los jubilados que no necesitan ingresos inmediatos y pueden guardar su dinero por un poco. Un CD funciona bien para los inversores reacios al riesgo, especialmente aquellos que necesitan dinero en un momento específico y pueden inmovilizar su efectivo a cambio de un poco más de rendimiento del que encontrarían en una cuenta de ahorros. Los Certificados de Depósitos se consideran inversiones seguras. Pero sí conllevan riesgo de reinversión: el riesgo de que cuando bajan las tasas de interés, los inversores ganen menos cuando reinviertan capital y los intereses en nuevos certificados de depósito con tasas más bajas, como vimos en 2020.


3. Fondos de bonos del gobierno: Los fondos de bonos del gobierno son fondos mutuos o ETFs que invierten en títulos de deuda emitidos por el gobierno de EE. UU y sus agencias. Los fondos invierten en instrumentos de deuda como letras del tesoro, pagarés del tesoro, bonos del tesoro y valores respaldados por hipotecas emitidos por empresas patrocinadas por el gobierno como Fannie Mae y Freddie Mac. Estos fondos de bonos gubernamentales son adecuados para el inversor de bajo riesgo. Los fondos de bonos del gobierno pueden funcionar bien para inversores con aversión al riesgo, aunque algunos tipos de fondos (como los fondos de bonos a largo plazo) pueden fluctuar mucho más que los fondos a corto plazo debido a cambios en la tasa de interés. Los fondos que invierten en instrumentos de deuda pública se consideran entre las inversiones más seguras porque los bonos están respaldados por la plena fe y el crédito del gobierno de EE. UU.


Sin embargo, al igual que otros fondos mutuos, el fondo en sí no está respaldado por el gobierno y está sujeto a riesgos como las fluctuaciones de las tasas de interés y la inflación. Si la inflación aumenta, el poder adquisitivo puede disminuir. Si las tasas de interés suben, los precios de los bonos existentes bajan; y si las tasas de interés bajan, los precios de los bonos existentes suben. El riesgo de tasa de interés es mayor para los bonos a largo plazo.


4. Fondos de Bonos Corporativos a Corto Plazo: Las corporaciones a veces recaudan dinero emitiendo bonos a inversionistas, y estos pueden empaquetarse en fondos de bonos que poseen bonos emitidos por potencialmente cientos de corporaciones. Los bonos a corto plazo tienen un vencimiento promedio de uno a cinco años, lo que los hace menos susceptibles a las fluctuaciones de las tasas de interés que los bonos a mediano o largo plazo. Los fondos de bonos corporativos pueden ser una excelente opción para los inversores que buscan flujo de efectivo, como los jubilados, o aquellos que desean reducir el riesgo general de su cartera pero aún así obtener un rendimiento.


Los fondos de bonos a corto plazo con grado de inversión a menudo recompensan a los inversores con rendimientos más altos que los fondos de bonos gubernamentales y municipales. Pero las mayores recompensas conllevan un riesgo adicional. Siempre existe la posibilidad de que las empresas reduzcan su calificación crediticia o tengan problemas financieros y no paguen los bonos. Para reducir ese riesgo, asegúrese de que su fondo esté compuesto por bonos corporativos de alta calidad.


5. Fondos Indexados del Standard and Poor’s 500: Si desea obtener rendimientos más altos que los productos bancarios o bonos más tradicionales, una buena alternativa es un fondo indexado S&P 500, aunque tiene más volatilidad.

El fondo se basa en cientos de las empresas estadounidenses más grandes, lo que significa que comprende muchas de las empresas más exitosas del mundo. Como casi cualquier fondo, un fondo indexado S&P 500 ofrece una diversificación inmediata, lo que le permite poseer una parte de todas esas empresas. El fondo incluye empresas de todos los sectores, lo que lo hace más resistente que muchas inversiones. Con el tiempo, el índice ha arrojado alrededor del 10 por ciento anual. Estos fondos se pueden comprar con índices de gastos muy bajos (cuánto cobra la compañía de administración por administrar el fondo) y son algunos de los mejores fondos indexados. Un fondo indexado S&P 500 es una buena opción para cualquier inversor bursátil que busque una inversión diversificada y que pueda permanecer invertido durante al menos tres a cinco años.


6. Fondos Indexados Nasdaq 100: Un fondo indexado basado en el Nasdaq-100 es una excelente opción para los inversores que desean tener exposición a algunas de las mejores y más grandes empresas de tecnología sin tener que elegir a los ganadores y perdedores o tener que analizar empresas específicas. El fondo se basa en las 100 empresas más grandes del Nasdaq, lo que significa que se encuentran entre las más exitosas y estables tales como Microsoft, Apple y Facebook entre otras. Un fondo indexado Nasdaq-100 le ofrece una diversificación inmediata, para que su cartera no esté expuesta a la quiebra de ninguna empresa. Los mejores fondos del índice Nasdaq cobran un índice de gastos muy bajo y son una forma barata de poseer todas las empresas del índice.


Un fondo indexado Ndaq-100 es una buena selección para los inversores en acciones que buscan crecimiento y están dispuestos a lidiar con una volatilidad significativa. Los inversores deberían poder comprometerse a mantenerlo durante al menos tres a cinco años. Como cualquier acción que cotiza en bolsa, esta colección de acciones también puede bajar. Si bien el Nasdaq-100 tiene algunas de las empresas de tecnología más sólidas, estas empresas también suelen ser algunas de las más valoradas. Esa alta valoración significa que es probable que sean propensos a caer rápidamente en una recesión, aunque pueden volver a subir durante una recuperación económica.


7. Fondos de Bonos Municipales: Los fondos de bonos municipales invierten en varios bonos municipales diferentes emitidos por los gobiernos estatales y locales de Estados Unidos. Los intereses devengados generalmente están libres de impuestos federales sobre la renta y también pueden estar exentos de impuestos estatales y locales, lo que los hace particularmente atractivos en estados con impuestos altos.


Los bonos Municipales pueden comprarse individualmente, a través de un fondo mutuo o un fondo cotizado en bolsa. Puede consultar con un asesor financiero para encontrar el tipo de inversión adecuado para usted, pero es posible que desee seguir con los de su estado o localidad para obtener ventajas fiscales adicionales. Los fondos de bonos municipales son excelentes para los inversores principiantes porque ofrecen una exposición diversificada sin que el inversor tenga que analizar los bonos individuales. También son buenos para los inversores que buscan flujo de caja.


Los bonos individuales conllevan riesgo de incumplimiento, lo que significa que el emisor no puede realizar más ingresos o pagos de capital. Las ciudades y los estados no quiebran con frecuencia, pero puede suceder, e históricamente los bonos municipales han sido muy seguros, aunque un 2020 difícil desafió un poco esa seguridad.


Los bonos también pueden ser rescatables, lo que significa que el emisor devuelve el capital y retira el bono antes de la fecha de vencimiento del bono. Esto da como resultado una pérdida de pagos de intereses futuros al inversor. Un fondo de bonos le permite distribuir los posibles riesgos de incumplimiento y prepago al poseer una gran cantidad de bonos, amortiguando así el golpe de sorpresas negativas de una pequeña parte de la cartera.


8. Criptomonedas: La criptomoneda es un tipo de moneda digital exclusivamente electrónica que está destinada a actuar como medio de intercambio. Se ha vuelto popular en la última década, y Bitcoin se ha convertido en la moneda digital líder . Las criptomonedas se han convertido en una propiedad de moda en los últimos años en particular, ya que los dólares han entrado en el activo, lo que hace subir los precios y atrae a más comerciantes a la acción.


Bitcoin es la criptomoneda más disponible y su precio fluctúa mucho, lo que atrae a muchos comerciantes. Por ejemplo, desde un precio por debajo de $ 10,000 por moneda a principios de 2020, Bitcoin se disparó a alrededor de $ 30,000 a principios de 2021. Luego se duplicó desde allí poco después.


La criptomoneda es buena para los inversores que buscan riesgos, a quienes no les importaría si su inversión llega a cero a cambio del potencial de rendimientos mucho más altos. No es una buena opción para inversores reacios al riesgo o para aquellos que necesitan algún tipo de inversión segura.


La criptomoneda tiene riesgos muy importantes, incluidos los que podrían convertir cualquier moneda individual en un cero completo, como la ilegalización.

Las monedas digitales son altamente volátiles y pueden caer (o subir) precipitadamente incluso en períodos de tiempo muy cortos, y el precio depende completamente de lo que pagarán los comerciantes. Los comerciantes también corren cierto riesgo de ser pirateados, dados algunos robos de alto perfil en el pasado.


Recomendaciones Finales ante todas las Opciones de Inversión Presentadas:

Al decidir en qué invertir, querrá considerar una serie de factores, incluida su tolerancia al riesgo, su horizonte temporal, su conocimiento de la inversión y cuánto puede invertir.

Si está buscando aumentar la riqueza, puede optar por inversiones de menor riesgo que paguen un rendimiento modesto, o puede asumir más riesgos y apuntar a un rendimiento más alto. O puede adoptar un enfoque equilibrado, teniendo inversiones de dinero absolutamente seguras y, al mismo tiempo, brindando la oportunidad de crecimiento a largo plazo.


Las mejores inversiones para 2021 aquí presentadas le permiten hacer ambas cosas, con diferentes niveles de riesgo y rendimiento. Hay que considerar varios factores como lo son la tolerancia al riesgo, el horizonte de tiempo, el conocimiento del inversionista o de sus asesores al momento de tomar decisiones y construir un portafolio de inversiones para el manejo de su patrimonio. No necesariamente se necesita altas sumas de dinero para este tipo de inversiones, cada vez el mercado es mas asequible para todo tipo de inversionistas.