banner.jpg

OPINIÓN

EMPRESAS FAMILIARES: Como generar confianza en Épocas Post Pandemia y el Impacto en los Negocios

Por: Eddy Silvera



Construir y mantener la confianza en las relaciones puede ser complejo y abrumador. El fomento de la confianza no es solo una actividad novedosa de formación de equipos que se realiza de tiempo en tiempo. En esta nueva era de recuperación después de la pandemia, la confianza debería ser la máxima prioridad para toda la empresa familiar. Durante estos últimos doce meses, se ha visto variaciones extremas en la dinámica familiar debido a la convergencia de la pandemia, el malestar social y una generación creciente de miembros de la familia ansiosos por el empoderamiento y el cambio. Por lo que los problemas de confianza y su impacto en las relaciones familiares se han convertido en el centro de atención.


En cualquier organización (privada o pública), la confianza es la base en la que se fundamentan la relaciones entre las personas. En un sistema familiar, puede volverse un poco más complicado debido a la naturaleza histórica y subjetiva de esas relaciones. Es importante separar las relaciones familiares de las profesionales. Esto es válido cuando un familiar que labora dentro de la empresa no se encuentra calificado o se le dificulta a adaptarse a los cambios del entorno y de la empresa. Adicionalmente, manejar de la forma mas adecuada y profesional de un familiar cuando se acerca o ya ha pasado su etapa de jubilación.



La mayoría de las culturas organizacionales son conocidas por evitar las conversaciones difíciles, y para las familias, es aún más acelerado.

La poca confianza en una empresa familiar puede tener un impacto devastador en la cultura, la calidad y la retención de empleados. Los empleados que no pertenecen a la familia, los profesionales, simplemente no se quedarán demasiado tiempo si las soluciones y el favoritismo se convierten en la norma, todos síntomas de poca confianza. Sin embargo, cuando la confianza es alta, es posible que no haya un lugar mejor y más feliz para trabajar que dentro de una empresa familiar. La confianza impacta el resultado final.


La confianza se construye desde un enfoque de adentro hacia afuera. En otras palabras, comienza con la práctica de comportamientos confiables, independientemente de las circunstancias y las diferencias de personalidad. Dicho de otra manera, la confianza relacional es el resultado natural de personas confiables comprometidas con un propósito común. Si los roles y el propósito no están claros, la confianza naturalmente disminuirá con el tiempo. Realmente se vuelve menos sobre las diferencias de personalidad y más sobre la necesidad de claridad y propósito compartido. Sin ella, la empresa familiar experimentará entropía y la transición generacional efectiva estará en riesgo. Desafortunadamente, esto es muy común en las empresas familiares. Hay demasiada confianza en los éxitos pasados ​​y las suposiciones sobre los roles y estructuras actuales. Cuando la confianza se construye a través de la claridad y la comunicación sólida, se garantiza la prosperidad y crecimiento de la empresa familiar para el futuro.


Para generar y mantener la confianza, los líderes generacionales mayores deben comprometerse a desarrollar una cultura empresarial familiar saludable y abordar cualquier cosa que impida el bienestar de sus miembros. Cuando la autenticidad y la voluntad de empoderar a la nueva generación están a la vanguardia, la confianza florecerá en el sistema familiar. Sin embargo, cuando estos no se encuentran entre las principales prioridades, la continuidad de la empresa familiar se encuentra en riesgo. Los miembros de la familia de las nuevas generaciones desempeñan un papel igualmente importante, incluso si aún no han llegado a puestos de autoridad y responsabilidad. Deben optar por equilibrar su deseo de cambiar el status quo con un enfoque que respete el legado y deben estar dispuestos a escuchar profundamente a quienes los precedieron. Determinar qué es lo correcto es un viaje compartido, no es algo impuesto.


Podemos concluir que las empresas familiares exitosas y generacionalmente inclusivas aprovechan los programas de aprendizaje efectivos para fomentar esta cosa tan preciada que llamamos confianza. Si no está seguro de por dónde empezar, le recomendaría que se apoye en este tema y pida a los consultores de empresas familiares así como profesionales independientes que lo acompañen para ayudarlo a evaluar y determinar la mejor manera de abordar los problemas de confianza. Nunca es demasiado tarde para empezar a generar confianza.