banner.jpg

OPINIÓN

Riesgos y potenciales retornos en un "Stock Short Sale" para un inversionista

Por: Eddy Silvera



¿Qué riesgos y qué potenciales ganancias tiene un inversor vendiendo acciones en corto (Short Sale)?


A raíz de la turbulenta semana experimentada en Wall Street con las dinámicas experimentadas en el caso de Gamestop, Reddit y Robinhood, considero apropiado compartir a los lectores este articulo que explica en que consiste la Venta de Acciones en Corto o Short Sale para poder entender las dinámicas ocurridas en el mercado de valores en Wall Street estos últimos días.


Para los inversionistas en la bolsa de valores, una forma de ganar dinero con acciones cuyo precio está cayendo se llama venta en descubierto (o venta en corto). La venta en corto es un concepto bastante simple: un inversor toma prestada una acción, vende la acción y luego vuelve a comprarla para devolverla al prestamista.


Los vendedores en corto están apostando a que las acciones que venden bajarán de precio. Si la acción cae después de la venta, el vendedor en corto la vuelve a comprar a un precio más bajo y la devuelve al prestamista. La diferencia entre el precio de venta y el precio de compra es la ganancia. Este tipo de estrategia fue muy exitosa con los inversionistas que apostaron a la caída de las hipotecas sub prime en los Estados Unidos durante el 2009.


Consejos Importantes para los Inversionista que entren en este tipo de estrategias de Short Sale. Los vendedores en corto están apostando a que una acción bajará de precio. Las ventas en corto son más riesgosas que las largas en una acción porque, teóricamente, no hay límite para la cantidad que podría perder. Los especuladores venden al descubierto para capitalizar una caída, mientras que los que apuestan a cobertura de riesgos lo hacen para proteger las ganancias o minimizar las pérdidas.


La venta en corto, cuando tiene éxito, puede generar al inversor una buena ganancia a corto plazo, ya que las acciones tienden a perder valor más rápido de lo que aprecian.

Ejemplo de venta corta:

Por ejemplo, si un inversionista piensa que las acciones de Tesla (TSLA) están sobrevaloradas a $793 por acción y van a bajar de precio, el inversionista puede "pedir prestado" 10 acciones de TSLA a su corredor, quien luego las vende para el mercado actual, precio de $ 793. Si la acción baja a $600, el inversionista podría volver a comprar las 10 acciones a este precio, devolver las acciones a su corredor y obtener una ganancia neta de $1,930 ($7,930 – 6,000). Sin embargo, si el precio de TSLA aumenta a $900, el inversionista perdería $1,070

($7,930 - $9,000).


¿Cuáles son los riesgos?

La venta en corto implica un riesgo amplificado. Cuando un inversor compra una acción (o va largo), puede perder solo el dinero que ha invertido. Por lo tanto, si el inversionista compró una acción de Tesla a $793, el máximo que podría perder es $793 porque la acción no puede bajar a menos de $0. En otras palabras, el valor máximo al que puede caer cualquier acción es $0.


Sin embargo, cuando un inversor vende en corto, teóricamente puede perder una cantidad infinita de dinero porque el precio de una acción puede seguir subiendo para siempre. Como en el ejemplo anterior, si un inversionista tuviera una posición corta en Tesla (o la vendió en corto), y el precio subió a $3,000 antes de que el inversionista saliera, el inversionista perdería $2,207 por acción.


Si un inversor vende en corto una acción, técnicamente no hay límite a la cantidad que podría perder porque la acción puede seguir subiendo de valor indefinidamente. En algunos casos, los inversores podrían incluso terminar debiendo su dinero de intermediación.


¿Por qué los inversores se quedan cortos?

Las ventas en corto se pueden utilizar para especulación o cobertura. Los especuladores utilizan las ventas en corto para capitalizar una posible caída en un valor específico o en todo el mercado. Los inversionistas que van por el tema de cobertura utilizan la estrategia para proteger las ganancias o mitigar las pérdidas en un valor o cartera.


En particular, los inversores institucionales y las personas inteligentes con frecuencia se involucran en estrategias de venta en corto simultáneamente tanto para especulación como para cobertura. Los fondos de cobertura se encuentran entre los vendedores en corto más activos y, a menudo, utilizan posiciones cortas en acciones o sectores seleccionados para cubrir sus posiciones largas en otras acciones.


Si bien las ventas en corto ofrecen a los inversores la oportunidad de obtener beneficios en un mercado en declive o neutral, solo deberían intentarlo inversores sofisticados y los intermediarios (traders) avanzados debido al riesgo de pérdidas infinitas.


¿Cuándo tiene sentido la venta en corto?

La venta en corto no es una estrategia utilizada por muchos inversores en gran parte porque se espera que las acciones suban de valor. El mercado de valores, a largo plazo, tiende a subir, aunque ciertamente tiene períodos en los que las acciones bajan.


Especialmente para los inversores que miran a largo plazo, comprar acciones es menos riesgoso que vender en corto en el mercado. Sin embargo, la venta en corto tiene sentido si un inversor está seguro de que es probable que una acción caiga en el corto plazo. Por ejemplo, si una empresa está experimentando dificultades y podría dejar de pagar sus deudas.



Entradas Recientes

Ver todo