Glass Buildings

BLOG

Análisis Financiero de la película The Big Short

Por: Eddy Silvera


La película muestra complejos productos financieros estructurados, como las obligaciones de deuda colateralizada, los CDO sintéticos y los swaps de incumplimiento crediticio, que desempeñan un papel fundamental a la hora de impulsar los ingresos de los grandes bancos de inversión.




The Big Short (2015) es una película de drama financiero estadounidense basada en el famoso libro "The Big Short: Inside the Doomsday Machine de Michael Lewis" que retrata cómo pocos profesionales de la industria financiera predijeron la acumulación de la burbuja inmobiliaria antes de la crisis de 2008. Muestra cómo los profesionales que trabajan en los grandes fondos de cobertura y en los bancos de inversión ganaron fortunas tras el colapso de la burbuja inmobiliaria. La película ofrece una muy buena visión del funcionamiento de los mayores bancos de inversión y de los acontecimientos que condujeron a una enorme crisis financiera en 2008 que afectó a toda la economía mundial y dejó a millones de personas sin hogar.




La película comienza presentando a Lewis Ranieri, un ejecutivo que trabaja en Solomon Brother, responsable de la popularización de los valores respaldados por hipotecas (MBS) a finales de la década de 1970. La demanda de estos MBS se extendió como un reguero de pólvora y todos los inversores corrieron a poseer un par de ellos. Los bancos de inversión empezaron a comprar varias hipotecas de viviendas a los bancos comerciales y las empaquetaron en un único valor similar a un bono que pasó a conocerse como valores respaldados por hipotecas. La demanda de estos valores se disparó y los bancos comerciales comenzaron a emitir nuevas hipotecas de nivel subprime para satisfacer la demanda de estos productos. En 2005, un gestor de fondos de cobertura llamado Dr. Michael Burry, que trabajaba en Scion Capital, estudió las hipotecas agrupadas en estos valores para comprobar su credibilidad. Según sus conclusiones, se estaba formando una burbuja inmobiliaria y las hipotecas de tipo variable que se habían utilizado para crear estos valores acabarían incumpliendo. Intuyó una crisis subyacente en el segundo trimestre de 2007, ya que se suponía que los tipos de interés iban a subir para entonces, lo que afectaría a los pagos de las hipotecas de tipo variable.




Ve una gran oportunidad en la venta en corto de estos instrumentos para obtener enormes beneficios para el fondo. Compra swaps de incumplimiento crediticio contra estos valores a diferentes bancos de inversión con una posición acumulada de 1.300 millones de dólares. La estructura de estos swaps se estableció como de pago por uso, lo que significaba que el Dr. Burry tenía que pagar primas regulares a medida que el valor de estos bonos se movía en una dirección desfavorable. Las primas ascendían a unos 80 millones de dólares cada año, lo que molestó a muchos de sus grandes inversores, que empezaron a exigir la retirada de sus inversiones.


Jared Vennett, un vendedor del Deutsche Bank, se entera del trato del Dr. Burry con los grandes bancos a través de uno de sus colegas y comienza a investigar el mercado inmobiliario con la intención de obtener una enorme comisión por la venta de estos swaps. En la siguiente escena se presenta Mark Baum, un gestor de fondos de FrontPoint Partners, que piensa que todo el sistema está lleno de gente fraudulenta y con poca ética empresarial. Jared Vennett llama por error a la oficina de Mark Baum, pero finalmente acaban reuniéndose para discutir sobre los swaps de incumplimiento crediticio que ha comprado el Dr. Burry. Vnnett le explica a Mark el concepto de Obligaciones de Deuda Colateralizada (CDO) y le habla de la calificación AAA que tienen estos bonos a pesar de su alta exposición al riesgo. Viendo una oportunidad, Mark, junto con su equipo, comienza su investigación en el sector inmobiliario y visita varios lugares residenciales para conocer los riesgos de impago de las hipotecas. Según sus hallazgos, se estaba formando una burbuja y deciden comprar swaps de incumplimiento crediticio de Vennett.




La tercera escena presenta a Charlie Geller y Jamie Shipley, fundadores de Brownfield Capital, que encuentran una copia de una presentación sobre los swaps de incumplimiento crediticio de Jared Vennett en la recepción de JPMorgan Chase. Se interesan cada vez más por esta oportunidad y llaman a su amigo Ben Rickert, antiguo operador del Deutsche Bank, para que les ayude a comprar estos swaps.


A principios de 2007, las tasas de impago de las hipotecas empiezan a subir de forma significativa, pero las calificaciones de estos bonos permanecen inalteradas y su valor aumenta. Confundido por los movimientos del mercado, Mark Baum visita a un conocido que trabaja en Standard & Poor's para informarse sobre el mantenimiento de las calificaciones. Descubre el conflicto de intereses existente en estas agencias de calificación y se siente frustrado por ello.

A Mark le presentan al Sr. Chau, un empresario que ha creado CDO sintéticos, un producto estructurado utilizado para doblar las apuestas en los mercados inmobiliarios. Mark presiente la caída de toda la economía estadounidense y aumenta su posición corta en los bonos comprando más credit default swaps.


Charlie Geller y Jamie Shipley planean comprar swaps de incumplimiento crediticio contra valores con calificación AA, que se consideran las inversiones más seguras, y obtienen ofertas con primas realmente bajas y pagos elevados. Ben está cada vez más preocupado por la inminente caída de la economía estadounidense y arremete contra Charlie por apostar contra todo el sector financiero de la economía.


Durante 2008, el mercado finalmente comienza a caer con los grandes bancos que incumplen sus pagos y quiebran. Todos los profesionales que tienen swaps de incumplimiento de crédito ganan fortunas en el mercado, pero ninguno de ellos parece estar contento con la salud actual del sistema financiero y las prácticas comerciales inmorales que se siguen en él. Tal y como predijo Mark Baum, los grandes bancos son rescatados mediante ayudas públicas y toda la culpa recae en los sufridos estratos inferiores de la sociedad, incluidos los inmigrantes, los pobres y los profesores.








Conceptos Financieros mostrados en la pelicula


El desequilibrio entre la función "Demanda y Oferta" es lo que llevó a la creación de esta gran burbuja inmobiliaria en la que los bancos emitieron préstamos de categoría subprime para satisfacer la creciente necesidad de valores respaldados por hipotecas. Para que el sistema financiero sea eficiente, es necesario un equilibrio y un control adecuados para que funcione sin problemas.


El concepto de "venta en corto" se muestra en la película. Los banqueros venden al descubierto MBS utilizando swaps de incumplimiento crediticio para beneficiarse del movimiento negativo de los precios de mercado de los bonos. La venta en corto es una famosa estrategia de negociación utilizada para beneficiarse de la caída prevista de los precios de mercado de los valores y se utiliza ampliamente en los mercados de derivados y de acciones. Es necesaria para aportar liquidez al mercado.


Además, la película muestra complejos productos financieros estructurados, como las obligaciones de deuda colateralizada, los CDO sintéticos y los swaps de incumplimiento crediticio, que desempeñan un papel fundamental a la hora de impulsar los ingresos de los grandes bancos de inversión. Estos productos estructurados se explican muy bien en la película mediante pequeñas apariciones de oradores invitados. La demanda de estos productos llevó a los bancos a tener un alto apalancamiento financiero que luego resultó ser una perdición para ellos.


Se necesita un sistema eficaz de gestión de riesgos para sostener productos tan complejos, y la escasez de éstos condujo al colapso de algunos de los mayores bancos de inversión. La falta de ética empresarial y la codicia excesiva también están bien representadas en la película, en la que los banqueros recurren a la creación de valores más complejos que se desmoronan como un efecto dominó cuando los cimientos de estos instrumentos, las hipotecas, incumplen.






Para mayor información favor comunicarse con mi persona al email: eddysilvera@gmail.com o mi WhatsApp: +507 66741344

Entradas Recientes

Ver todo