banner.jpg

OPINIÓN

Top 5 de las Mejores Inversiones a largo plazo para el Segundo Semestre del 2021

Por: Eddy Silvera



Para disfrutar de un futuro cómodo, invertir es absolutamente esencial para la mayoría de las personas. Como ha demostrado la crisis del coronavirus , una economía aparentemente estable puede volverse volátil en cualquier momento, dejando a aquellos que no se han preparado sin rendimiento sobre sus ahorros cuando han luchado toda su vida por obtener ingresos. Pero aquellos que pudieron mantener sus inversiones pueden haberlo hecho bastante bien, ya que el mercado registró nuevos máximos históricos durante el 2020. Por tal razón, siempre es bueno colocar parte de sus ahorros en un portafolio de inversiones.


La inversión puede proporcionarle otra fuente de ingresos, financiar su jubilación o incluso sacarlo de un aprieto financiero. Sobre todo, invertir le ayuda a preservar y aumentar su patrimonio, lo que lo ayuda a alcanzar sus objetivos financieros y aumenta su poder adquisitivo con el tiempo.


Si bien la inversión puede generar riqueza, también querrá equilibrar las ganancias potenciales con el riesgo involucrado.

En esta ocasión les presentare las cinco mejores alternativas de inversión a largo plazo que pueden considerar en el manejo de sus inversiones y portafolios para preservar o crecer su patrimonio:


1. Fondos a Plazo: Los fondos a mediano y largo plazo son una excelente opción si el inversionista no desea administrar su propia cartera. Estos fondos se vuelven más conservadores a medida que pasa el tiempo, de modo que lacartera está más segura cuando se acerca a la jubilación que es cuando más se necesita la liquidez. Los Fondos a Plazo pueden variar dependiendo del perfil del inversionista: conservador, moderado o agresivo.


Los fondos a plazo usualmente son una cartera diversificada entre valores de renta fija (bonos) y renta variable (acciones). Usualmente estos fondos tienen mayor composición de acciones al inicio y mas de bonos al final, asegurando rentabilidad en el tiempo. Al ser a plazo, el inversionista se protege ante las volatilidades de los mercados de valores y asegura un rendimiento mayor de lo que pueden ofrecer los bancos. Se recomienda un horizonte de plazo de al menos 5 años para esta alternativa de inversión.


2. ETFs: Un ETF es un conjunto de activos que cotiza en la bolsa de valores. Los ETFs son vehículos que ayudan a invertir de manera diversificada y con bajo costo. Los ETFS permiten a los inversionistas tener una diversificación instantánea, debido a que ofrecen mayor diversidad que la que se obtiene al comprar acciones individuales, ya que reúne en un mismo lote diferentes activos como acciones, bonos y materias primas. Los profesionales financieros pueden ayudar a los inversionistas a reducir el riesgo en sus portafolios y maximizar su potencial de rendimiento a través de la diversificación de sus inversiones. Por lo general, los ETFs son transparentes porque muestran cuáles son las inversiones subyacentes en cada uno de ellos.


Los ETFs brindan acceso a mercados en todo el mundo, desde países específicos hasta una clase de activos, como bonos globales o incluso materias primas como oro. Invertir en un ETF facilita la inversión en mercados de difícil acceso, como los mercados emergentes. Los gastos de administración en la mayoría de los ETFs suelen ser mucho más bajos que en los fondos de inversión y las carteras manejadas, lo que significa la posibilidad de tener un mejor rendimiento.


3. Fondos de acciones: Un fondo de acciones puede ser un fondo indexado como el Standard and Poor 500 o el Nasdaq Composite Index 100 que le permite tener un conjunto de empresas de sectores diversificados y de alto nivel de capitalización que le permite rentabilizar y proteger las inversiones a largo plazo de los individuos a largo plazo.

Un fondo de acciones es una excelente opción para un inversor que quiere ser más agresivo pero no tiene el tiempo ni el deseo de convertir la inversión en un trabajo o pasatiempo con muchas horas de dedicación al día. Al comprar un fondo de acciones, el inversionista obtendrá el rendimiento promedio ponderado de todas las empresas del fondo, por lo que el fondo generalmente será menos volátil que si hubiera tenido solo unas pocas acciones. Si se hace como una estrategia a largo plazo, el inversionista se protege ante las volatilidades de los mercados de acciones y asegura un rendimiento mayor de lo que pueden ofrecer los bancos. Se recomienda un horizonte de plazo de al menos 5 a 7 años para esta alternativa de inversión.


4. Bienes inmuebles: los bienes raíces son la inversión tradicional a largo plazo. Mi abuelo materno decía siempre que no hay como invertir en bienes raíces, edificios, casas, hoteles, fincas y tierras. Se necesita una buena cantidad de dinero para comenzar, las comisiones son bastante altas y los retornos a menudo provienen de mantener un activo durante mucho tiempo y rara vez durante unos pocos años. Este tipo de inversiones se ven su rentabilidad en un plazo mayor a 10 años y preferible más allá de 20 años.


Los bienes raíces pueden ser una inversión atractiva, en parte porque puede pedir prestado el dinero del banco para la mayor parte de la inversión y luego reembolsarlo con el tiempo. Eso es especialmente popular ya que las tasas de interés que dan los bancos son bajas en la mayoría de los países. Para aquellos que quieren ser su propio jefe, poseer una propiedad les brinda esa oportunidad, y existen numerosas leyes fiscales que benefician especialmente a los propietarios.

En el interim, se puede obtener beneficios en la propiedad de estos bienes como es en los temas de aquiler y administración de estos bienes inmuebles en caso de que haya edificaciones encima de los terrenos o fincas adquiridos.


5. Fondos de bonos: Un fondo de bonos contiene muchos bonos de una variedad de emisores. Los fondos de bonos generalmente se clasifican por el tipo de bono en el fondo: la duración del bono, su riesgo, el emisor (corporativo o soberano – gobierno) y otros factores. Cuando una empresa o un gobierno emite un bono, acuerda pagar al propietario del bono una cantidad fija de intereses anualmente (denominada cupón). Al final del plazo del bono, el emisor reembolsa el monto principal del bono y el bono se redime.

Un bono puede ser una de las inversiones más seguras y los bonos se vuelven aún más seguros como parte de un fondo. Debido a que un fondo puede poseer cientos de tipos de bonos, a través de muchos emisores diferentes, diversifica sus tenencias y reduce el impacto en la cartera de cualquier incumplimiento de bonos. El rendimiento de un fondo de bonos suele ser mucho menor de lo que sería en un fondo de acciones y es mucho menos riesgoso.


Como conclusión, las inversiones a largo plazo le brindan la oportunidad de ganar más de lo que puede con las inversiones a corto plazo.

El problema es que el inversionista que mantener una perspectiva a largo plazo y no asustarte y salir del mercado porque la inversión ha caído o porque quieres vender para obtener una ganancia rápida. Adicionalmente es importante asegurar disponer parte de su portafolio en este tipo de inversiones a largo plazo para evitar temas de liquidez en el corto plazo que comprometerían el requerimiento de esta cartera si uno se sale antes y en los momentos menos convenientes. También existe la posibilidad que se ofrece al inversionista de apalancarse sobre a cartera de inversión sobre el margen en caso de presentarse una necesidad liquidez temporal.


Si el inversionista se focaliza en el largo plazo, comprometiéndose a no vender sus inversiones a medida que el mercado cae, podrá evitar el ruido a corto plazo que descarrila a muchos inversores. Invertir a largo plazo también significa que no necesita concentrarse en el mercado todo el tiempo como lo hacen los corredores a corto plazo y permite a la persona dedicar este tiempo a sus actividades laborales o disfrute con su familia y hobbies que tenga.